Inicio | Contacto | English    

SEIS CLAVES PARA RENTABILIZAR LA GESTIÓN DEL CAPITAL HUMANO

harias

El área de Recursos Humanos es quizá la que enfrenta los retos más frecuentes en las empresas y, en la época actual, con tantos cambios tecnológicos, el más importante enfatiza en transformar sus estrategias para impulsar las habilidades y productividad del principal activo de las organizaciones, las personas.

Capacidad de medir sus acciones para tomar decisiones basadas en datos fiables, rentabilizar sus inversiones en formación y comunicación interna o alcanzar las metas empresariales a través de la fidelización y atracción del talento, entre otras, son algunas de las exigencias más comunes para los directores de capital humano. “Todo ello sin perder de vista la puesta en marcha de una cultura empresarial de aprendizaje, motivación, crecimiento profesional y meritocrática”, afirma Teresa Morales, directora general de Softland Capital Humano.

Por esta razón y, para lograr estos objetivos integrando las últimas tendencias en gestión del talento, Softland entrega ideas claves que permiten rentabilizar el capital humano:

Mayor competitividad por el talento: El primero de los retos que debe afrontar un departamento de recursos humanos moderno es la estrategia de fidelización del talento, para ello, es necesario realizar una actualización de los procesos de selección de personal.

Mayor eficiencia en las contrataciones: Es necesario optimizar el tiempo que los departamentos de RRHH destinan a la selección de personas y automatizar tareas para facilitar la elección idónea de los candidatos y acortar los periodos de aprendizaje.

Los recursos humanos como driver de negocio: Para que realmente el departamento se convierta en un driver de negocio y sea considerado un motor del desarrollo empresarial de una compañía, los gestores de capital humano tienen que trabajar para que los objetivos estratégicos de la organización coincidan con los de las personas.

La utilización de soluciones que permiten romper barreras de comunicación y gestionar de forma general la motivación del recurso humano y por consiguiente aumentar el sentido de la pertenencia de los trabajadores dentro de dicha organización, construyendo reputación corporativa.

Los colaboradores son tu marca: ¿Cuál es la opinión que tus colaboradores transmiten de tu organización a través de reuniones, llamadas, redes sociales o contactos informales? Para evitar esas opiniones negativas es necesario crear la estrategia de Employer Branding y hacer partícipes a los empleados de los valores de la compañía e intentar que se sientan orgullosos de trabajan en tu empresa.

El compromiso de tus colaboradores es crítico: los diferentes programas internos que fidelicen el talento humano, deben perseguir que el personal se sienta atraído por las aspiraciones y valores de la compañía. El orgullo de pertenencia a la organización traerá como resultado el buen funcionamiento y éxito empresarial.